La comida orgánica se ha vuelto muy popular. Pero ¿qué ventajas tiene realmente consumir productos ecológicos? ¿Es solo un reclamo, una moda, o realmente lo alimentos ecológicos tienen tantos beneficios potenciales como para pagar tanto por ellos? ¿Los alimentos orgánicos son realmente más saludables que los convencionales? 

Ventajas de consumir productos ecológicos



Todos hemos oído hablar de los productos ecológicos: alimentación, nutrición deportiva, cosmética, productos de limpieza… Orgánico y ecológico entraron en el mercado como términos sinóminos de saludable. Y aunque desde muchos sectores se ha intentado demostrar que no es para tanto, esa idea de que lo ecológico es mejor sigue flotando en el ambiente.


Pero junto a esta idea también hay cierta confusión, e incluso irritación por parte de los consumidores, que no terminan de entender qué son los productos ecológicos, cuáles son sus ventajas y en qué medida son una opción de consumo.

Qué significa el término ‘ecológico’

El término ‘ecológico’ tiene que ver con la forma en que los productos agrícolas se cultivan y procesan. Ecológico, en cuento a este aspecto se refiere, es lo mismo que orgánico o biológico.

Aunque las regulaciones y normativas varían de un país a otro, en la mayoría los cultivos ecológicos deben cultivarse sin el uso de pesticidas sintéticos, organismos genéticamente modificados (OGM) y fertilizantes químicos. En su lugar, en la agricultura ecológica se utilizan productos naturales para el abono y el control de plagas.

En cuanto a los productos animales ecológicos (carne, huevos, leche y derivados), se consideran ecológicos cuando los animales han recibido alimentos ecológicos. Además, han sido criados en una situación en la que han tenido acceso al exterior y no se les ha administrado ningún tipo de antibiótico, ni hormonas del crecimiento ni ningún subproducto animal.

También se pueden encontrar en el mercado algunos pescados y mariscos ecológicos. Se trata de pescados y mariscos criados en piscifactorías. Los peces se crían con una alimentación equilibrada y controlada a base de cereales ecológicos de origen sostenible  y alimentos ecológicos libres de transgénicos.  Los mariscos se alimentan a base de plácton.

Beneficios de los alimentos orgánicos

La forma en que se cultivan o crían los alimentos que ingerimos puede tener un gran impacto en nuestra salud mental y emocional, así como en el medio ambiente. Además, los alimentos orgánicos o ecológicos suelen tener más nutrientes que los convencionales. Por otra parte, al no contener organismos genéticamente modificados (OGM) o los alimentos modificados genéticamente, no suponen un riesgo para nuestro organismo.

Es importante tener en cuenta que los pesticidas y productos químicos (fungicidas, herbicidas e insecticidas) que se usan ampliamente en la agricultura convencional dejan los residuos que permanecen en los alimentos que comemos. Los alimentos ecológicos suelen ser más frescos, porque no contienen conservantes artificiales que hacen que duren más tiempo.

Por eso, al no tener químicos, las personas con alergias alimentarias o intolerancias alimentarias pueden estar tranquilas. Estas personas pueden desarrollar reacciones alérgicas a los productos químicos o conservantes que suelen encontrarse en la comida convencional. De hecho, las personas con alergias o intolerancias alimentarias suelen ver disminuidos sus síntomas cuando comen solo alimentos orgánicos.

Otro beneficio importante de consumir productos ecológicos es que la agricultura ecológica es mejor para el medio ambiente. Las prácticas agrícolas ecológicos reducen la contaminación, conservan el agua, reducen la erosión del suelo, aumentan la fertilidad del suelo y utilizan menos energía. La agricultura sin pesticidas también es mejor para la fauna silvestre y los animales domésticos, así como para las personas que viven cerca de las granjas y las zonas de cultivos.

Un ejemplo de gran importancia es el del cultivo de soja, un alimento muy consumido actualmente y que está dando muchos problemas. Solo hay que ver la gran cantidad de estudios que hablan de sus efectos negativos sobre la salud que tiene el consumo de soja. En su mayoría, estos problemas se deben a que un porcentaje elevadísimo de la soja que se produce actualmente es transgética, es decir, está modificada genéticamente. Además, esta manera de cultivar la soja es afecta gravemente al medio ambiente, no solo a los terrenos, sino también a la fauna y al agua, debido al uso de químicos.

Complementos alimenticios: La estrella de los productos ecológicos

Uno de los grandes problemas de consumir alimentos ecológicos frescos es que no es fácil encontrarlos. Muchos supermercados y tiendas locales están empezando a incluir estos productos en su oferta. Pero la variedad es poca y el precio, por lo general, muy elevado.

También se pueden comprar online a precios muy competitivos si compras en grandes cantidades, aunque no siempre (los productos cárnicos , por ejemplo, suelen tener precios muy elevados respecto a los convencionales hay bastantes empresas -cada vez más- que venden fruta y verdura (también legumbre y aceite) mediante un sistema de suscripción. Te envían cierto número de kilos (cada uno decide la cantidad) en la frecuencia que elegida. Escogiendo los packs más grandes, el precio final por kilo no es mucho mayor que el que tienen estos mismos productos en las tiendas locales (comparando con productos de calidad). Pero, incluso consumiendo todo eso, muchas personas se encuentran con un gran problema: el almacenamiento y la conservación.

Pero la pregunta es: ¿comer ecológico garantiza la satisfacción de todas nuestras necesidades nutricionales? Tal vez, comienzo 100% ecológico y con una dieta bien diseñada en función de las necesidades específicas de cada uno sea posible, incluso para los vegetarianos y los veganos, sea posible.

Pero la realidad es que la mayoría de la gente que quiere estar bien nutrida y apuesta por la alimentación ecológica consume complementos alimenticios, también ecológicos.

De hecho, mucha gente que quiere estar bien nutrida consume complementos alimenticios. Y poco a poco, en este mercado, la gente se va dando cuenta de que merece la pena pagar más y consumir complementos alimenticios ecológicos. Esto es debido a que muchos complementos alimenticios tradicionales están cargados de colorantes artificiales y otros aditivos artificiales, además de estar fabricados a base de productos o subproductos transgénicos.

Barritas energéticas, batidos y barritas de proteínas, jugo de aloe vera o sustitutivos de la carne son algunos de los productos ecológicos que poco a poco se van a abriendo paso entre las personas que buscan una nutrición completa libre de tóxicos.

Dónde comprar productos ecológicos

Puedes comprar producto ecológicos en tiendas locales especializadas y en algunas grandes superficies. En las primera hallarás mucha más variedad y asesoramiento profesional. De hecho, cada vez hay más tiendas especializadas en productos ecológicos, tanto de nutrición como de cosmética. También tiendas online.

Nosotros nos hemos dado una vuelta por Mundorganic, y nos ha encantado la gran variedad de productos ecológicos que tienen, tanto de alimentación como de cosmética.

En alimentación ecológica, destacamos dos cosas. La primera, que la mayor parte de los productos de la sección de alimentos ecológicos es apta para veganos y crudiveganos. La segunda, que tienen una sección completa dedicada a la nutrición deportiva, que incluye productos basados tanto en proteína vegetal como en proteína whey (de suero de leche).

 

TAMBIÉN TE INTERESARÁ LEER:


3 razones para consumir productos lácteos ecológicos En los últimos años ha aumentado la demanda de productos lácteos ecológicos. La razón es que cada vez más personas se están dando cuenta, no solo de los beneficios que tiene el consumo de lácteos ecológicos, sino también de la mala calidad de los productos que la industria alimentaria nos vende como...