Cocinar con el horno microondas no sólo es fácil, rápido, sano y seguro, sino que tiene muchos más usos de los que se le suelen aplicar. En este artículo te explicamos cómo utilizar correctamente el horno microondas y sacarle el máximo partido.

 cocinar con microondas



El microondas es un electrodoméstico que ha revolucionado el mundo de la gastronomía desde su aparición a mediados del siglo XX. Sin embargo, a pesar de sur muy útil en la cocina, al microondas no se le suele sacar todo el partido que tiene.

Para sacarle el máximo partido al microondas es interesante conocer su funcionamiento. Además de ser completamente seguro, el microondas tiene un gran potencial en la cocina.


Cómo funciona el horno microondas

El horno microondas transforma la electricidad en ondas electromagnéticas -microondas- gracias al magnetrón, un tubo que lleva en su interior. Estas ondas viajan el línea recta con un longitud muy corta vibrando 2.450 por segundo.

Estas microondas pueden ser transmitidas, absorbidas o reflectadas por los materiales y las sustancias que se encuentran. Así, los metales reflejan estas ondas como si fueran un espejo, por lo que no pueden ser utilizados para cocinar. Sin embargo, el vidrio, la porcelana, el barro o el plástico transmiten estas ondas, permitiendo que se cocinen los alimentos. El agua, los azúcares y las grasas absorben muy bien las microondas.

El calor generado por las microondas cocina los alimentos por igual, y no desde fuera hacia dentro, como ocurre con la cocción tradicional. Además, este calentamiento se produce al instante, sin precalentamiento ni pérdida de energía.  Esto tiene sus inconvenientes, ya que el calentamiento que se producen no es tan alto como para que se produzcan caramelizaciones en la superficie de los alimentos, es decir, los alimentos nos se doran y a veces parece que están crudos.

Una de las ventajas de la cocción en horno microondas es que no se pierden apenas jugos de los alimentos debido a la rapidez con la que se cocinan. Gracias a esto no es necesario añadir tanta agua o grasa como en el sistema tradicional.

Es importante saber que cuando la emisión de las microondas termina el efecto térmico todavía continúa durante unos minutos en el agua de los alimentos. Esta intensidad se va perdiendo poco a poco, por lo que hay que esperar unos minutos antes de sacar los alimentos del horno para que concluya este proceso.

Por otra parte, conocer la potencia del horno microondas es fundamental para poder ajustar los tiempos de cocción. Además, la mayoría de los aparatos vienen provistos de un controlador que permite desacelerar la emisión de microondas, retrasando la producción de energía térmica. Este limitador funciona interrumpiendo la emisión de microondas en periodos idénticos durante el tiempo que está funcionando.

Cocinar con el horno microondas: Consideraciones, usos y funciones

El microondas es un electrodoméstico que sirve para muchas más cosas que para calentar o descongelar los alimentos. En él se pueden preparar multitud de recetas. Pero para poder cocinar los alimentos correctamente es importante conocer la potencia exacta.

Veamos algunos consejos para utilizar correctamente el horno microondas y sacarle el máximo partido.

Precaución con los tiempo de cocción

Los hornos microondas cocinan muy rápido los alimentos, por lo que hay que ser muy precavidos con los tiempos de cocción. Es recomendable comprobar el punto de cocción antes del tiempo establecido en la receta, y dejarlo un poco más si fuera necesario. Para comprobar que un plato está caliente debe comprobarse la temperatura en el centro y por debajo del plato.

No introduzcas metales ni recipientes herméticamente cerrados en el horno microondas

Los metales reflejan las microondas, por lo que no deben ser utilizados para cocinar en este electrodoméstico.

Para cubrir los alimentos sin recipientes herméticos, utiliza film transparente de cocina o tapas apropiadas para agujeros que evitan que el recipiente cierre del todo.

Los alimentos pequeños tardan menos en cocinarse

Para acortar el tiempo de cocción, introduce los alimentos enteros en porciones siempre que sea posible.

La altura y anchura del recipiente empleado influye en el tiempo de cocción

Si colocamos los alimentos en un recipiente alto y estrecho necesitaremos más tiempo de cocción que si empleamos uno bajo y ancho. Por lo tanto, para alimentos que necesiten un cocción más lenta usaremos recipientes altos y estrechos. Si deseamos una cocción rápidas usaremos los otros.

Descongelar los alimentos tapados y por fases

Para descongelar alimentos deberemos introducirlos cubiertos con un film de cocina y darles la vuelta de vez en cuando. Para descongelar un pieza grande, por ejemplo, un pollo, lo introduciremos a baja potencia durante 5 minutos y le daremos la vuelta cada 5 minutos 2 o 3 veces, según la potencia del microondas.

Utilizar recipientes redondos o con esquinas redondeadas

Para que las ondas se dispersen por igual es aconsejable utilizar recipientes redondos. Los recipientes cuadrados deberán tener las esquinas redondeadas para facilitar el calentamiento. Los alimentos colocados en los bordes cuecen más rápido, y en el caso de recipientes con esquinas afiladas pueden incluso quemarse.

Cuando se utilicen varios recipientes, colocarlos en círculo sin que se toquen

Cuando necesitemos meter varios recipientes a la vez dentro el horno, hay que colocarlos sin que se toquen, formando un círculo y ocupando el espacio de forma equitativa. En este caso, el tiempo de cocción que se necesita será mayor.

Pinchar los alimentos que tengan cáscara o piel

Para que los alimentos que tengan cáscara o piel no estallen en el microondas deben pincharse. Esto ocurre en el caso de las patatas, las frutas enteras, los alimentos embutidos (salchichas o choricitos, por ejemplo) y en el caso de la yema de los huevos.

¡Atención! Los huevos enteros explotan en el microondas: para cocinarlos entero y con cáscara hay que utilizar recipientes especiales.

Las verduras y el pescado, mejor en el microondas

Las verduras necesitan muy poca agua para cocinarse en el microondas, por lo que casi no pierden nutrientes en este proceso.

Por su parte, el pescado queda muy bien cocinado en el microondas en muy poco tiempo, y no pierde nada de sabor.

La carne en el microondas también queda bien

La carne preparada en el microondas también queda bien, aunque no adquiere el color dorado de la sartén. Para solucionarlo algunos hornos microondas traen incorporado un grill. También pueden usarse utensilios específicos, como bandejas doradoras.

Los líquidos sólo hasta la mitad

Cuando necesitemos calentar líquidos, éstos no deben superar la mitad del recipiente para que no rebosen en caso de hervir. Si no van a hervir y sólo hay que calentarlos no es necesario tener esto en cuenta.

Usar la mitad de agua que en la preparación tradicional

Para cocinar en el microondas no es necesario usar tanta agua como en la preparación tradicional. Con añadir la mitad de líquido es suficiente.

Usar la sal y las especias con moderación

El horno microondas potencia mucho los sabores, por lo que hay que añadir la sal y las especias con moderación.

El microondas es completamente seguro

Durante la cocción se puede abrir la puerta del horno microondas todas las veces que sea necesario sin apagarlo, ya que este electrodoméstico corta por sí mismo el calentamiento cuando se abre la puerta.

No poner a funcionar el horno microondas en vacío

El horno microondas no debe funcionar sin alimentos dentro. Algunos accesorios pueden colocarse a calentar sin alimentos, pero se debe comprobar que son utensilios apropiados para ello.

Se puede limpiar sólo con agua

El microondas se puede limpiar simplemente con una balleta húmeda después de su uso. Para limpiarlo más a fondo se puede introducir un plato hondo con agua y ponerlo unos minutos hasta que hierva, secando el horno después. Para eliminar los olores, basta con introducir medio limón en este agua y proceder de la misma manera.

LIBROS RECOMENDADOS
PRODUCTOS DESTACADOS
APLICACIONES MÓVILES

 

Si te gustó, no olvides compartirlo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pagePin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Bigstock