La bechamel es una salsa más bien espesa que se utiliza en la realización de diversos platos. Dependiendo de su finalidad, la salsa bechamel se hace más o menos espesa. En esta ocasión te vamos a mostrar cómo hacer bechamel para lasaña. 

Cómo hacer bechamel para lasaña - Receta fácil



La salsa bechamel es una salsa de origen francés pero con presencia en la cocina tradicional de muchos países, como Italia. Una de las recetas de cocina italiana con salsa bechamel por excelencia es la lasaña, en cualquiera de sus múltiples versiones. En la cocina italiana la salsa bechamel está muy presente en los platos de pasta.


La bechamel para lasaña se basa en los mismos ingredientes que todas las salsa bechamel, pero la proporción varía para hacer la salsa más o menos espesa. No cabe duda de que uno de los grandes secretos de la lasaña es que la bechamel quede lo suficientemente espesa como para que no se desmoronen las porciones. Esa bechamel espesa también le da a la lasaña su textura característica.

Cómo hacer salsa bechamel para lasaña

Cogerle el punto a la bechamel no es algo especialmente fácil. Esta receta de salsa bechamel para lasaña es muy fácil de hacer y queda deliciosa y en su punto.

Salsa Bechamel

Ingredientes

  • 50 gr. de mantequilla
  • 500 ml de leche entera
  • 1 cucharada pequeña de sal fina
  • 30 gr. de harina de trigo (una cucharada sopera colmada)
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Una pizca de nuez moscada

Preparación (35 minutos)

  1. Calienta la leche en una cazuela sin que llegue a hervir.
  2. En otra cazuela derrite la mantequilla a temperatura media. Cuando la mantequilla esté derretida, añade la harina poco a poco, removiendo para que no se pegue con una cuchara o espátula.
  3. Cuando la harina se haya oscurecido uniformemente añade la leche caliente poco a poco, sin dejar de remover para que no se pegue. Usa unas varillas para comprobar la consistencia de la salsa. Cuando al levantar las varillas salga un hilito de salsa que baje hasta la cazuela la salsa estará lista.
  4. Añade la pimienta, la nuez moscada y la sal. Mezcla bien estos ingredientes con la salsa.
  5. Retira del fuego y reserva para añadir a tu lasaña.
  6. Seguiremos mezclándolo todo bien para que estos últimos ingredientes se vayan repartiendo por toda la salsa.
  7. Cuando veamos que está listo, lo sacamos y lo reservaremos para echársela a nuestra lasaña.

Origen de la salsa bechamel

Hay cuatro teorías sobre el origen de la salsa bechamel.

Una primera versión italiana defiende que esta salsa es que fue creada en el siglo XIV y fue presentada por los chefs italianos de Catalina de Médicis (1519-1589), la reina de Francia de origen italiano. En 1533, como parte de una alianza dinástica franco-italiana, Catalina se casó con Henry, duque de Orleans (el futuro rey Enrique II de Francia). Según esta teoría, los cocineros franceses conocieron la salsa bechamel de los cocineros italianos que viajaron con Catalina a la corte francesa. . Antonin Careme (1784-1833), célebre chef y autor, escribió en 1822: “Los cocineros de la segunda mitad del 1700 conocieron el sabor de la cocina italiana que Catalina de Médicis presentó a la corte francesa”.

Una segunda teoría asegura que la salsa bechamel fue inventada por el duque Philippe De Mornay (1549-1623), gobernador de Saumur y señor de Plessis Marly en el siglo XVII. La salsa Bechamel es una variación de la salsa blanca básica de Mornay. También se le acredita ser el creador de otras salsas.

También se dice que fue el marqués Louis de Bechamel (1603-1703), un financista del siglo XVII que ocupó el cargo honorario de mayordomo principal del hogar del rey Luis XIV (1643-1715),quien  inventó la salsa bechamel cuando intentaba inventar una nueva forma de servir y comer bacalao seco. No hay registros históricos para verificar que esto. La idea vien de la siguiente afirmación atribuida al Duque de Escars en el siglo XVII: “¡Ese tipo, Bechamel, tiene toda la suerte! He estado sirviendo pechuga de pollo a la crema más de 20 años antes de que él naciera, pero nunca he tenido la oportunidad de dar mi nombre ni siquiera a la salsa más modesta”.

Sin embargo, lo más probable parece ser que la salsa bechamel fuera creada por el chef Francois Pierre de La Varenne (1615-1678), un chef de la corte durante el reinado del rey Luis XIV (1643-1715), durante el mismo tiempo en que Bechamel estuvo allí. A menudo se lo cita como el fundador de la alta cocina (que definiría la cocina francesa clásica). La Varenne escribió Le Cuisinier Francois (El verdadero cocinero francés), que incluía la receta de la salsa bechamel. Se cree que lo dedicó a Bechamel como un cumplido. Las recetas de La Varenne utilizaban roux hecho de harina y mantequilla (u otra grasa animal) en lugar de usar pan como espesante para salsas.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ LEER:


8 recetas fáciles para cocinar pescado en papillote Cocinar el pescado en papillote es una forma sencilla de preparar una comida o cena rápida y sana. Cualquier pescado admite este tipo de cocción. Podemos encontrar una gran cantidad de recetas para cocinar pescado en papillote. Esta técnica culinaria es muy sencilla y admite una gran cantidad de ...
Pollo escabechado ¿Buscas ideas para dejar comida hecha y no tener que complicarte la vida al llegar a casa? Entonces, esta receta de pollo escabechado te encantará. Es muy fácil de hacer y, además, es ideal para llevar a cualquier parte. El pollo escabechado que propone Miguel Ángel Ramos en Cazos y Fogones es un...
Galletas de mantequilla caseras No te pierdas esta receta de galletas de mantequilla. Estas galletas, además de estar deliciosas, son tan fáciles de hacer que podrás implicar a los más pequeños de la casa. Son ideales para desayunos y meriendas. ¡Disfrútalas! Esta receta de galletas de mantequilla es una propuesta que el cocine...