La sopa de miso es un plato básico de la gastronomía japonesa muy fácil y rápido de hacer. Además de ser un plato delicioso, la sopa de miso es un alimento muy nutritivo que puede tomarse como acompañamiento en almuerzos y cenas, y también en el desayuno.

sopa de miso tradicional japonesa



 

La sopa de miso o misoshiru es uno de los platos más representativos de la gastronomía japonesa y  seguramente la sopa más utilizada en el menú tradicional japónes. La base de sopa se realiza disolviendo el miso en un caldo de pesado y algas típico japonés (caldo dashi) al que se el añaden trozos de tofu, alga wakame y cebolleta verde (también cebollino o puerro) en rodajas muy finas.


Al contrario de lo que ocurre en la gastronomía occidental, donde las sopas son siempre un primer plato (tanto en comidas como en cenas), en la gastronomía japonesa tradicional las sopas pueden servirse en cualquier comida como acompañamiento de otros platos, incluso en el desayuno.

El menú tradicional japonés o ichiju san-sai  (que significa “una sopa + tres platos”) consiste en una sopa alrededor de la que se presenta un plato principal (shusai) y dos platos de acompañamiento (fukusai) junto con un cuenco de arroz blanco japonés y un plato de verduras encurtidas (konomono).

 

Qué es el miso: Elaboración y propiedades nutricionales

El miso es una pasta aromatizante elaborada a partir de soja y sal fermentada con  el hongo koji. A veces también se utilizan en su elaboración arroz, cebada, trigo sarraceno (alforfón), mijo, centeno, trigo, semillas de cáñamo u otros ingredientes. El resultado es una pasta espesa utilizada para la elaboración de salsas y pastas para untar, verduras o carnes y para la realización de sopa, mezclando la pasta como caldo dashi caldo, un caldo básico de la cocina japonesa elebarado con alga konbu ycopos de bonito seco katsuobushi). 

Antiguamente, en el Japón feudal, el miso jugó un importante nutricional. Actualmente, el miso siente siendo ampliamente utilizado en Japón, tanto en la cocina tradicional y como en la cocina moderna.

El miso tiene un alto contenido en proteínas y es rico en vitaminas y minerales. También aporta carbohidratos y lípidos. Además, el miso contiene enzimas que ayudan a la digestión. Si se consume sin pasteurizar, el miso puede reconstruir la flora intestinal.

Por lo general, el miso es salado, pero su sabor y aroma dependen de varios factores del proceso de fermentación y de los ingredientes empleados. De hecho, hay diferentes tipos de miso. Los más populares en la actualidad son el miso blanco y el miso blanco, el miso rojo y el miso negro.

  • El miso blanco o shiromiso se fermenta durante aproximadamente un año. Su sabor es bastante suave.
  • El miso rojo o akamiso se fermenta durante aproximadamente dos años, lo que da lugar a una pasta de sabor más fuerte que el blanco. teniendo un sabor más fuerte que el blanco.
  • El miso negro o kuromiso se fermenta durante aproximadamente tres años y da lugar una pasta de sabor intenso.

 

Receta: Sopa de miso tradicional japonesa

La base para realizar la sopa de miso es la disolución del miso en caldo dashi.  Tradicionalmente, la sopa de miso lleva tofu en dados, alga wakame seca rehidratada y cebolleta verde (o puerro) cortado en aros muy finos. Que esta sopa tenga un sabor más o menos intenso depende del tipo de miso y  la cantidad del mismo que se añada y, en menor medida, de lo intenso que sea el caldo dashi. Por ese motivo vamos a proponer una receta con medidas al gusto o medidas aproximadas.

5 from 1 reviews
Sopa de miso tradicional
Cocina: Japonesa
Tipo: Acompañamiento
Raciones: 4
Preparación: 
Cocción: 
Listo en: 
Ingredientes
  • 1 litro de caldo dashi casero o 1 sobre (5 gr.) de dashinomoto (caldo dashi en polvo) disuelto en un litro de agua
  • 2-4 cucharadas de miso
  • 1 paquete de tofu duro
  • 1-2 cucharadas de algas wakame deshidratas
  • 60-100 gramos de cebollino, cebolleta verde o puerro (opcional)
Instrucciones
  1. Poner las algas wakame a remojo
  2. Cortar el cebollino, cebolleta verde o puerro en rodajas muy finas y poner a remojo.
  3. Trocear el tofu en dados.
  4. Poner el caldo dashi a hervir en una cazuela. Cuando haya alcanzado el punto de ebullición bajar la temperatura para que deje de hervir.
  5. Añadir el tofu en dados.
  6. Escurrir el agua de las algas. Añadir al caldo.
  7. Sacar un cazo de caldo y disolver la mitad del miso. Cuando esté bien disuelto, añadir a la sopa y mezclar bien. Sacar otro cazo de caldo y mezclar el resto del miso. Añadir a la sopa y mezclar.
  8. Retirar la cazuela del fuego.
  9. Escurrir la cebolleta, cebollino o puerro en rodajas y añadir a la sopa.
  10. Comer recién hecho.
Notas
RECOMENDACIONES
Dependiendo del tipo de miso que se emplee y de la cantidad que se añada esta sopa tendrá un sabor más o menos intenso. Por eso es recomendable añadir el miso poco a poco e ir probando el caldo para comprobar la intensidad. Cuando más oscuro sea el miso más fuerte será la sopa.
 

Curiosidades sobre la sopa de miso

› La sopa de miso suele servirse en pequeños cuencos lacados para tomarla sin cuchara. El caldo se bebe directamente del cuenco y el contenido sólido se coge con los palillos tradicionales japoneses.

› La sopa de miso se toma muy caliente, pero como los ingredientes no pueden hervir esta sopa se enfría enseguida si no se toma justo después de su elaboración. Por eso los cuencos tradicionales vienen acompañados de una tapa para mantener el calor.

› La sopa de miso favorece una buena digestión. Para ello hay que tomarla al principio de la comida.

 

Variantes de sopa de miso

A partir de la receta de sopa miso tradicional se pueden elaborar diferentes variantes, así como crear recetas nuevas y personales. A la sopa de miso se le pueden añadir muchos ingredientes dependiendo de recetas regionales y de temporada, así como de las preferencias personales.

De acuerdo con japonesa costumbre, los ingredientes sólidos se eligen para reflejar las estaciones y para proporcionar contrastes de color, textura y sabor. Así, se pueden mezclar ingredientes de sabor fuerte con otros de sabor delicado. También se considera a la hora de combinar ingredientes los que flotan y los que se hunden.

Los ingredientes puede incluir una sopa de miso incluyen champiñones, patatas, algas, cebolla, camarones, pescado, almejas y rodajas de daikon, entre otros. Cuando la sopa tiene carne de cerdo recibe el nombre de tonjiru, que significa “sopa de carne de cerdo”.

Estos son algunos ejemplos de recetas de sopa de miso.

LIBROS RECOMENDADOS
PRODUCTOS DESTACADOS
APLICACIONES MÓVILES

 

Si te gustó, no olvides compartirlo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pagePin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Bigstock