Inculcar hábitos de alimentación saludable en la infancia puede hacer la tarea de padres y educadores mucho más sencilla si todos apuestan por un modelo común. En este artículo te explicamos por qué es tan importante enseñar a los niños a comer de forma saludable y cómo hacerlo. 

Cómo inculcar hábitos de alimentación saludable en la infancia



Los hábitos de alimentación se establecen en la infancia. Es buena prueba de ello el hecho de que, en general, la mayoría de los adultos seguimos comiendo básicamente igual que cuando éramos niños. Por eso es tan importante enseñar a nuestros hijos desde el principio a comer de forma saludable.

La tarea de inculcar hábitos de alimentación saludable en la infancia es bastante dura, y para ello es fundamental tener presentes ciertas reglas y conductas.


A continuación veremos por qué es tan importante enseñar a los niños a comer de forma adecuada y algunas estrategias para conseguirlo.

Enseñar a los niños a comer adecuadamente es un tarea imprescindible

En primer lugar, es importante sentarse a la mesa con los niños armados de paciencia, ya que la hora de comer puede llegar a ser una de las tareas infantiles más pesadas. No debe s olvidar que tan importante es que se lo coman todo como que coman y prueben de todo. Introducir nuevos sabores y nuevas texturas es fundamental para educar el paladar.

Pero no olvidemos que esto es una cuestión de tiempo, que debemos trabajar día a día, poco a poco, sin presiones y sin perder la paciencia. Los hábitos se adquieren con el paso del tiempo y la repetición de las acciones.

En esta tarea de la creación de hábitos alimenticios resulta fundamental tener en cuenta lo siguiente: los padres deben dar ejemplo. Es mucho más fácil introducir un alimento que los niños ven comer y disfrutar a los adultos. Es más, si no quieres que tus hijos consuman determinado tipo de alimentos será recomendable que no te vean consumirlos.

 Si hay algo que no funciona a la hora de inculcar hábitos de alimentación saludable en la infancia es sobornarlo o extorsionarlos, ni tampoco forzarlos. Además de aprender a no disfrutar de la comida, esto generará actitudes negativas ante el momento de comer que puede derivar en posterior trastornos alimenticios. Además, corremos el riesgo de confundirlos si les premiamos cuando comen bien.

De esto podemos deducir que hacer que la hora de la comida sea agradable favorece en gran medida que los niños coman bien. Si les agrada el momento su actitud ante la comida será mucho más abierta y positiva. Sin embargo, si convertimos la hora de comer en un infierno conseguiremos justo el efecto contrario.

Uno de los factores que más negativamente puede influir en la adquisición de hábitos de alimentación saludable en los niños es el hecho de delegar esta tarea. Hay mucho casos en los que delegar es imprescindible, por lo que es necesario tener control de lo que ocurre y mantener una comunicación fluida con la persona responsable.

Muchas personas piensan, erróneamente, que dejando al niño a comer en el colegio, éste comerá mejor y aprenderá a comer de todo, aunque sea por la malas. Nada más lejos de la verdad: es muy difícil que se cumplan en un comedor escolar cualquiera de los consejos sugeridos hasta ahora o cualquiera de los siguientes.

En el caso de tener que delegar la tarea de la alimentación de los niños a otra persona (un familiar, una empleada de hogar, etc.) es muy importante que todos compartáis los mismos criterios y actuéis coordinadamente.

Algunas ideas para mejorar la actitud de los niños ante la comida podrían ser, por ejemplo, dejar que el pequeño nos ayude a planificar la comida de la semana, que participe en su elaboración o incluso dejarle idear algún plato.

Lo importante en todo esto es que los padres seamos disciplinados y constantes, que demos buen ejemplo y que aprendamos a diferencias qué es una tomadura de pelo del niño y un problema real ante la alimentación.

También es importante observar al niño, ya que muchas veces nuestros reflejan en el momento de sentarse a comer otros problemas que nada tienen que ver con la alimentación (frustraciones escolares, celos, problemas con otros niños, problemas con algún miembro de la familia, etc.).

LIBROS RECOMENDADOS
PRODUCTOS DESTACADOS
APLICACIONES MÓVILES

 

TAMBIÉN TE INTERESARÁ LEER:


Consejos para erradicar malos hábitos alimenticios con la vuelta al cole La vuelta al cole es el momento ideal para erradicar malos hábitos alimenticios. El comienzo del curso escolar ayuda a volver a la rutina y a establecer nuevos hábitos de alimentación saludable. Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el fin de las vacaciones de verano es e...
Si te gustó, no olvides compartirlo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pagePin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Bigstock