Esta receta de gratinado de repollo con calabacín es una propuesta sencilla de hacer, ligera, nutritiva y económica. Una forma fácil y deliciosa de comer repollo y disfrutarlo.

Las verduras combinadas con queso y huevos no solo están deliciosas, sino que dan lugar a un plato muy nutritivo. Es el caso de este gratinado de repollo con calabacín. Además, esta forma de preparación facilita la introducción de las verduras en la dieta para todas aquellas personas a las que les cuesta comer verduras.



Para hacer esta receta fácil de gratinado de repollo con calabacín necesitarás, básicamente, repollo, calabacín, huevos y queso rallado (parmesano y cheddar). También será necesario tener aceite de oliva, harina, levadura química, ajo, cebolla, sal, pimienta, perejil y orégano.

En cuanto a los utensilios, para hacer este gratinado de repollo con calabacín solo necesitarás un horno, una fuente de horno antiadherente y dos boles grandes para las mezclas. Dichas mezclar se hacen con un tenedor

Receta: Gratinado de repollo con calabacín

Gratinado de repollo con calabacin receta

INGREDIENTES

  • Un repollo pequeño
  • Un calabacín grande, cortado en rebanadas
  • 120 gr. de harina
  • Una cebolla pequeña, picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • Una cucharada de levadura química
  • 50 gr. de queso parmesano, rallado
  • 2 cucharadas de perejil fresco, picado
  • 100 ml. de aceite de oliva
  • 4 huevos batidos
  • 100 gr. de queso cheddar, rallado
  • Una cucharadita de sal
  • Una cucharadita de orégano
  • Pimienta recién molida, al gusto.

PREPARACIÓN (45 min)

Paso 1: Picar el repollo fino. Cocer en agua con sal o al vapor hasta que esté tierno.

Paso 2: Precalentar el horno a 180º C. Engrasar un molde de horno antiadherente.

Paso 3: En un bol grande, mezclar los huevos con el aceite de oliva, el orégano y el perejil. Sazonar con sal y pimienta.

Paso 4: En otro bol, mezclar la harina con la levadura química y los huevos, moviendo lentamente la mezcla.

Paso 5: Incorporar las cebollas picadas, el ajo, el calabacín, el repollo cocido, el queso parmesano y el perejil fresco. Ver ter la mezcla a el molde para hornear previamente engrasado y colocarlo en el horno a media altura.

Paso 6: Hornear durante 20 minutos.

Paso 7: Abrir el horno. Echar el queso cheddar rallado por encima y hornear 10 minutos más.

Paso 8: Gratinar durante unos minutos más.