Tanto si te gusta la mermelada de naranja amarga como si la prefieres sin nada de amargor, esta receta te va a encantar, porque en ella encontrarás la forma de prepararla de las dos formas.

Uno de los principales encantos de la mermelada de naranja es encontrarse trocitos de cáscara confitada. Pero por este motivo la mermelada de naranja suele amargar un poco, y no todo el mundo le gusta.



Esta receta de mermelada de naranja es muy sencilla de hacer, aunque requiere algo de tiempo, sobre todo si quieres que no amargue.

El truco para preparar una mermelada de naranja que no amargue es quitarle la parte blanca que hay bajo la cáscara. Es tan sencillo como quitar la cáscara con un pelador que saque láminas muy finas y luego quitar con un cuchillo la parte blanca de la naranja antes de pasar a cocer la naranja. Si quedase algo de parte de blanca en la cáscara se puede quitar raspando con el filo del cuchillo, aunque el amargor que aportaría a la mermelada sería ya muy poco.

Para preparar esta receta de mermelada de naranja los únicos ingredientes que necesitas son naranjas, su mismo peso en azúcar, zumo de limón y agua. Le puedes añadir una pizca de canela en polvo para darle si lo deseas.

En cuanto a los utensilios cocina necesarios, lo que se necesita es una cocina, una cazuela grande, un cucharón o similar, una tabla, un pelador de verduras y un cuchillo. Además, para conservar la mermelada necesitarás botes, preferiblemente con cierre hermético o, si lo deseas, de cristal con tapa metálica para guardar al vacío.

Libro relacionado

Mermeladas naturales en casa, de Ramon Roselló

Receta: Mermelada de naranja

mermelada de naranja

Ingredientes

  • 500 gr. de naranjas
  • 500 gr. de azúcar
  • Zumo de limón
  • Agua
  • Una pizca de canela molida (opcional)

Preparación (90 min.)

Paso 1: Pelar las naranjas. Para que la mermelada no amargue, usar un pelador de verduras y sacar láminas finas sin nada de parte blanca (si queda algo de parte blanca, raspar con un cuchillo). Retirar toda la parte blanca de la naranja con un cuchillo y desechar o reservar (ver sugerencias). Si se desea que la mermelada amargue, pelar la naranja normalmente. Cortar la cáscara de naranja en tiras finas.

Paso 2: Cortar las naranjas en mitades, cada mitad en rodajas y cada rodaja a la mitad. Retirar todas las semillas. Regar con el zumo de limón. Reservar.

Paso 3: Poner la cáscara de naranja en una cazuela, cubrir con agua y poner a hervir. Hervir las cáscaras de naranja durante 10 minutos. Escurrir el agua, añadir agua fría y volver a hervir las cáscaras durante 10 minutos más. Volver a escurrir, a añadir más agua fría y hervir de nuevo durante 10 minutos. Escurrir el agua por tercera vez.

Paso 4: En la misma cazuela poner la cáscara cocida, medio litro de agua, las naranjas troceadas y el azúcar. Poner a cocer a fuego medio. Cuando rompa a hervir, cocinar a fuego lento durante 40 minutos, removiendo cada 5 minutos. Al finalizar el tiempo de cocción, si se desea, añadir una pizca de canela molida y mezclar. La mermelada está lista. Aunque se vea un poco líquida irá espesando a medida que se enfríe.

Sugerencias

  • Para guardar al vacío, calentar botes de cristal a 50ºC en el horno. Añadir la mermelada a los botes con cuidado en cuento termine el tiempo de cocción. Cerrar los botes y darles la vuelta. A medida que los botes se enfríen irá saliendo el aire y quedar cerrados al vacío. Asegúrate de que los botes están bien limpios, preferiblemente esterilizados.
  • Puedes reducir la cantidad de azúcar. También puedes usar azúcar moreno (aunque en este caso, el resultado será mucho más oscuro, tenlo en cuenta por la apariencia).
  • Si no te importa que amargue un poco, puedes dejarle un poco de parte blanca a la cáscara al pelarla y/o guardar la parte blanca de la naranja. Esta parte la puedes meter toda o parte de ella en bolsas de infusión y cocerla con las naranjas, y retirarla después. Esto mejorará el resultado y la textura, puesto que la parte blanca tiene mucha pectina.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ LEER:


Satay de pollo con salsa de cacahuete Estas brochetas de satay de pollo con salsa de cacahuete al estilo tailandés son un bocado exquisito con un toque picante muy interesante. El secreto de un buen satay de pollo de estilo tailandés es la marinada. Cuanto más tiempo repose el pollo para empaparse de los sabores de esta marinada, m...
Puré de calabaza: 4 recetas básicas fáciles El puré de calabaza es un receta base para muchas otras recetas, tanto dulces como saladas. Envasado al vacío o congelado, tener puré de calabaza casero nos facilitará la elaboración de muchas recetas. El puré de calabaza se puede hacer cocinando la calabaza de varias maneras: en el horno, en ca...
Galletas de mantequilla caseras Estas galletas de mantequilla caseras, además de estar deliciosas, son tan fáciles de hacer que podrás implicar a los más pequeños de la casa. Son ideales para desayunos y meriendas. Las galletas de mantequilla son muy populares en muchos países. Son muy fáciles y rápidas de hacer, además de r...