Cocinar es todo un arte y más cuando contamos con las herramientas más eficaces para poder elaborar en nuestra propia casa las recetas más deliciosas para deleitar a todos nuestros comensales. Un elemento cada vez más popular en las cocinas de muchos usuarios es precisamente la amasadora de pan, un robot de cocina realmente útil con el que poder conseguir de una forma fácil y sencilla, todo tipo de masas, licuados o salsas con las que chuparse los dedos y en la cantidad que queramos

Equipar nuestra cocina con las mejores herramientas más adecuadas es una tarea fundamental que tenemos que llevar a cabo para poder obtener los mejores resultados posibles y realizar cómodamente todo tipo de elaboraciones deliciosas. Por ejemplo, si lo que queremos es cocinar pan o algún tipo de postre que lleve como base una masa, no es lo mismo hacer todo el proceso de forma manual donde hay que pasar bastante tiempo dando forma a la masa con el esfuerzo que eso puede suponer, que hacerlo en tan solo unos minutos a través de una amasadora profesional.



Utilizar un robot de cocina como la amasadora supone el obtener unos resultados realmente satisfactorios, iguales a los del método tradicional manual, pero de una forma mucho más sencilla, rápida y sobre todo cómoda para el usuario. Se trata, por tanto, de una adquisición importante para nuestro día a día en la cocina y que cuente con todas las garantías de calidad y seguridad es un requisito indispensable para sacar el máximo partido de ella. Es por eso que si necesitas una amasadora para estas preparaciones te recomendamos las Bosch. Vamos a conocer a continuación un poco más acerca de esta herramienta, cuáles son todas sus funciones y todas las ventajas que puede aportar a la hora de cocinar.

Funciones de la amasadora

Contar con nuestra propia amasadora en casa puede ser una alternativa realmente interesante a la hora de preparar elaboraciones de muy diversa índole. Por ejemplo, una amasadora, tal y como su propio nombre indica, puede amasar, pero también puede mezclar o batir. Además, existen algunos modelos que cuentan también con la posibilidad rallar, exprimir, cortar o picar, por lo que se trata de una herramienta que puede llegar a ser muy versátil e imprescindible para realizar de forma eficaz una gran variedad de platos, tanto dulces como salados.

La amasadora es una herramienta que es muy utilizada sobre todo a la hora de hacer pan, ya que permite el poder realizar la masa de una forma muy sencilla. Tan solo tendremos que introducir en su recipiente todos los ingredientes – harina, agua, sal y levadura – y marcar una velocidad y una potencia adecuada para que todo se mezcle adecuadamente para dar lugar a una masa perfecta de pan en tan solo unos minutos.

Recetas dulces y saladas

Con una amasadora no solo podremos realizar pan, sino también llevar a cabo una gran variedad de recetas muy diversas y para todos los gustos, tanto dulces como saladas. Por ejemplo, otro tipo de masas que también pueden hacerse de forma muy eficaz en una amasadora son aquellas que van a servir de base para cocinar algunos postres como podrían ser las tartas, los hojaldres, los churros, los donuts o las magdalenas, por mencionar algunas de las elaboraciones dulces más conocidas y populares de nuestra gastronomía. Pero también podemos utilizarla para hacer salsas como el merengue o el frosting. Por lo que si lo nuestro es cocinar dulce, la amasadora puede convertirse en nuestra mejor aliada.

Para platos salados también puede ser muy eficaz, sobre todo en aquellos que se elaboren a partir de masas como los quichés, las empanadas o las tan populares pizzas. Por lo que se trata de una herramienta muy eficaz, fácil de utilizar y que nos puede aportar una comodidad y rapidez considerable a la hora de cocinar una gran cantidad de platos muy diferentes.