La Minipimer es la batidora de mano más conocida. En este artículo te enseñamos a preparar tres recetas sencillas con la Minipimer.

En el mundo de la cocina, existen muchísimos electrodomésticos y accesorios que nos hacen la vida más fácil. Uno de esos complementos esenciales es la famosa Minipimer. ¿Quién no tiene una casa? Sin duda, es uno de los pequeños electrodomésticos más conocidos y con una trayectoria más larga. Por eso, hoy os traemos tres recetas sencillas para preparar con la Minipimer, platos en los que la batidora de brazo de toda la vida juega un papel esencial.



En este punto es importante señalar que la calidad de estas recetas está directamente asociada a los ingredientes que se utilicen y a la maquinaria. Así que, si utilizamos una batidora de brazo, lo recomendable es acudir a modelos de calidad. Sin duda, aquí solo podemos recomendar nuestra Minipimer. Es una garantía de durabilidad, resistencia y practicidad. Si aún no la tienes o quieres saber más de todas las ventajas que nos aporta en la cocina, en este enlace podemos encontrar la Minipimer de Braun al mejor precio y un análisis en profundidad del partido que se le puede sacar a este producto.

3 recetas fáciles deliciosas para nuestra Minipimer

Comenzamos con las recetas. Seas amante del dulce o el salado, no te preocupes, os mostramos propuestas para todos los paladares.

Hummus tradicional


Esta receta es muy sencilla de preparar y los ingredientes necesarios son muy habituales: garbanzos cocidos, ajo, semillas de sésamo, limón, sal, agua, comino, aceite de oliva y pimentón dulce.

Los garbanzos pueden ser de bote o bien cocer garbanzos secos. Si se utilizan garbanzos buenos de cocido, el sabor del hummus va a ser más intenso. La receta se inicia laminando un ajoe introduciéndolo en un recipiente junto con 400 gramos de garbanzos, dos cucharadas de semillas de sésamo, el zumo de medio limón, comino y sal al gusto, un poco de aceite de oliva, pimentóny agua.

Con la Minipimer trituramos todo en un vaso de batidora alto, para que no se salga nada, y cuando quede tan cremoso como para untar en una tosta de pan,el hummus estará listo. Si está muy espeso, se le puede añadir más agua, pero cuidado, pues el exceso de agua puede convertir el hummus en salsa y no en crema. A la hora de servir, podemos añadirle un poco de aceite de oliva y pimentón dulce.

Smoothie de frutas


El smoothie es un batido de frutas, así que ya podemos imaginar en qué consiste esta receta. El uso de frutas es totalmente libre, se pueden preparar con melocotones,

fresas, frutas del bosque, plátanos, limones, pepino, frutos secos, manzana, melón. Otros ingredientes que se pueden incluir en la elaboración son jengibre, avena y un poco de miel.

El primer paso es lavar y picar toda la fruta. Si queremos un smoothie auténtico, lo más recomendable es meter la fruta en el congelador y sacarla un poco antes de preparar el batido. La fruta helada se añade a la Minipimer junto con un poco de agua, la miel o cualquier otro edulcorante e ingredientes variados como frutos secos, avena, cereales, jengibre, canela o cacao en polvo.

El resultado debe ser un batido de frutas cremoso, aunque hay a quien le gusta más líquido y en ese caso bastará con añadir más agua. El agua se puede sustituir por leche sin problema alguno. Si no queremos congelar la fruta, la otra opción es añadirla cruda junto con hielo picado.

Galletas de plátano y avena


Esta receta tiene a la Minipimer como protagonista, pero incorpora también otro electrodoméstico necesario: el horno. Como las demás, su elaboración es muy sencilla y se necesitan alimentos muy habituales en el día a día: plátano y avena, aunque se puede añadir también chocolate o canela.

Las cantidades en esta receta son simples, una taza de avena por cada plátano a utilizar. La preparación es muy sencilla. En primer lugar pelamos el plátano y lo picamos en pequeños trozos, lo añadimos a un vaso de batidora junto con la avena y si lo deseamos, canela y cacao en polvo.

Batimos todo con la Minipimer, aunque también podemos triturar con un tenedor el plátano hasta lograr un puré. Formamos bolitas con la mezcla y las colocamos sobre papel vegetal en una bandeja de horno.

Aplastamos un poco las bolitas para que tengan forma de galleta y horneamos durante unos 20 minutos a 200 grados. Pasado este tiempo, retiramos del horno y dejamos que se enfríen para consumirlas.

Estas recetas son solo tres ejemplos de cómo la batidora de brazo es útil para el día a día en la cocina. Anímate a experimentar con este y otros electrodomésticos para preparar deliciosos platos