Cuando el calor aprieta apetece tomar comidas frías, ¿no es así? En este artículo te damos algunas ideas de entrantes de verano para que te deleites gastronómicamente, a pesar de las altas temperaturas.

Tal como preveían los expertos el verano del 2020 está siendo especialmente caluroso. Para combatirlo no solo es útil bañarse en la piscina o la playa, sino también optar por comidas que no sean calientes. Por ejemplo, los entrantes fríos o a temperatura ambiente suelen ser de inestimable ayuda en este sentido.



Afortunadamente la gastronomía mediterránea pone a tu disposición un amplio listado de alternativas entre las que puedes elegir. A continuación mencionaremos algunas de las más aclamadas en nuestro país.

Embutidos ibéricos

 El primero de los entrantes es extremadamente sencillo de preparar, sobre todo si se opta por el jamon iberico de bellota cortado a mano. Basta con extraerlo de su envase y presentarlo de manera adecuada en una fuente que se coloque en el centro de la mesa.

Negocios especializados de la talla de Encina Don Alberto comercializan a día de hoy embutidos ibéricos de rechupete, desde el preciado jamón de bellota hasta chorizo y salchichón.

Sea cual sea el embutido por el que te decantes acertarás de lleno, especialmente si lo acompañas con pan recién hecho al que le añadas tomate rayado, aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Dicha combinación junto a los jamones ibericos autenticos de Encina Don Alberto es insuperable a nivel gastronómico.

 

Melón con jamón

 Los embutidos son un clásico en plena estación veraniega, amén de la fruta fresca como la sandía y el melón. ¿Sabías que ésta última puede servir para algo más que a modo de postre? En efecto, convirtiéndose en todo un entrante si se combina con el jamón.

 Para tal fin cuentas con la alternativa anteriormente mencionada de Encina Don Alberto, mientras que los melones pueden ser adquiridos en tu frutería de confianza. Conviene destacar el hecho de que la presentación es clave en este entrante, debiendo preguntar a los comensales si prefieren un contacto directo o no de ambos ingredientes.

Gazpacho

 A día de hoy existen muchas diferencias entre un gazpacho realizado en Andalucía y otro elaborado, por ejemplo, en Castilla-La Mancha. Lo cierto es que todas estas ‘sopas de tomate’ son idóneas para consumirse en pleno verano, ya que refrescan los gaznates a más no poder.

 Por si fuera poco se caracterizan por ser platos muy nutritivos. Un claro ejemplo es precisamente el gazpacho que se hace tradicionalmente en tierras andaluzas: desde el pepino hasta la cebolla tienen propiedades beneficiosas para el ser humano. A su vez hay que destacar la facilidad de elaboración.