Fresco y afrutado, el vino espumoso resulta una elección perfecta para disfrutar del verano. El Champagne francés es, sin duda, el vino espumoso más famoso del mundo, pero en tu tienda de vinos online también encontrarás otras muchas opciones, como el Lambrusco italiano o magníficos espumosos españoles con denominación de origen, como el Cava. Y para acompañarlos como se merecen, aquí tienes cinco fantásticas propuestas de maridaje de vinos espumosos, con las que siempre acertarás. ¡Sigue leyendo y descúbrelas!

Vino espumoso y queso

Sea cual sea su variedad, el vino y el queso siempre son una apuesta segura a la hora del maridaje. En el caso del vino espumoso, los expertos aconsejan acompañarlo con quesos suaves y cremosos, como el queso brie, el camembert o el mascarpone o el queso de cabra. 



Maridaje de vinos espumosos con carnes y pescados

Si estás buscando un buen vino para un plato de pescado, el frescor del espumoso te ofrece un contrapunto perfecto para combinar con estas recetas. Los pescados grasos, como el salmón, son una opción fabulosa para el maridaje con vinos espumosos, pero también combinan muy bien con recetas de lubina o merluza con salsas ligeras. Y para los más atrevidos, ¿qué te parece probar el vino espumoso con un plato tan sofisticado como el sushi? 

Si prefieres la carne como plato fuerte, el vino espumoso combina muy bien con las carnes blancas o de ave, evitando salsas demasiado contundentes o especiadas. En estos casos, te recomendamos comprar vino espumoso como el que encontrarás en GrauOnline.es de variedades Brut o Brut Nature, mejor que vinos dulces.                                                                                          

Espumosos y mariscos

Ostras, langosta, bogavante, almejas, langostinos… El marisco representa, sin duda, uno de los bocados más exquisitos que nos ofrece el mar y una de las propuestas estrellas dentro del maridaje con vinos espumosos. El sabor suave y fresco de estos vinos armoniza a la perfección con todo tipo de mariscos, arroces y paellas, potenciando la intensidad de sus aromas.

Vino espumoso y dulces con frutos secos

El vino espumoso de variedades dulces o semi secas es un acompañamiento perfecto para los postres, sobre todo en aquellas recetas en los que la fruta sea protagonista. La personalidad de los espumosos es ideal para realzar el sabor de los frutos secos, como las nueces o las almendras, los frutos rojos, como fresas, frambuesas, grosellas y otras frutas del bosque. 

Y si quieres darles a tus postres un toque de glamour, prueba a comprar vino espumoso rosado. Un sabor delicado y fresco, para endulzar cualquier momento del día.

Bocados gourmet: vino espumoso y jamón ibérico

Aunque cuando se trata de acompañar a este delicioso producto de la gastronomía española solemos elegir un vino tinto, los expertos consideran que el maridaje con vinos espumosos resulta mucho más adecuado para acompañar su sabor potente y graso. La acidez de estos vinos y sus burbujas de ácido carbónico permiten eliminar la sensación grasa en el paladar y potenciar el sabor del jamón. 

Si quieres disfrutar de un bocado realmente gourmet, anímate a probar el jamón ibérico con un vino espumoso con denominación de origen española, como el cava. Una combinación suprema, ¡capaz de satisfacer incluso a los paladares más sibaritas!