La comida griega ofrece una amplia variedad de platos tradicionales llenos de sabor. En este artículo te contamos cuáles son los platos indispensables que deberías probar cuando vayas a un restaurante griego.

Si nunca has ido a un restaurante griego o quieres pedir comida griega a domicilio puede que no sepas muy bien qué pedir. Uno de los motivos por los que es habitual tener esta duda es el nombre de los platos.



Lo cierto es que los platos griegos tradicionales son propios de la cocina mediterránea, por lo que lo más extraño que encontraremos será el nombre.

Platos que tienes que probar en un restaurante griego

La cocina griega se compone de ingredientes típicos de la cocina mediterránea. Las recetas griegas a menudo incorporan frutas y verduras de temporada, aceite de oliva, carnes, pescado y cereales. El queso feta, el yogur griego, el limón, el orégano, el ajo o los higos secos son algunos de los ingredientes más icónicos de la comida griega tradicional.

Dolmadakia

Dolmadakia es la palabra griega para una familia de platos rellenos populares en los Balcanes, el sur del Cáucaso, Asia Central y Oriente Medio.

Este plato es un apertivo a base de hojas de repollo que se rellenan con diversos ingredientes, con o sin carne. Dependiendo del relleno, se pueden servir fríos o calientes con o sin dip o salsa. Como muchos platos griegos, se rocían con aceite de oliva y se sirven con rodajas de limón.

Moussaka

Quizás el más reconocido de todos los platos griegos, el moussaka es un pastel vegetal que se hace con berenjenas en capas y relleno de carne condimentada cubierto con una bechamel.

La versión moderna de la moussaka griega consta de tres capas que se cocinan por separado antes de ensamblar y hornear juntas. La capa inferior consiste en rodajas de berenjena, la capa intermedia de cordero molido y la capa superior de salsa bechamel. Las capas se ensamblan en una sartén y luego se hornean hasta que la capa superior se dore.

Spanakopita

Spanakopita significa “pastel de espinacas”. Se trata de un sabroso pastel quese prepara típicamente con espinacas, queso feta, cebolla, hierbas y huevo. El feta es el tipo preferido de queso, aunque también se pueden usar otros tipos de queso blanco salado como el kefalotiri.

Para su preparación se envuelve el relleno en hojaldre con mantequilla o aceite de oliva. Por lo general, se enrolla en triángulos o se coloca en capas en una sartén grande y se corta en porciones individuales.

Ensalada griega

La ensalada griega se prepara con en tomates, pepinos en rodajas, cebolla, queso feta y aceitunas (generalmente aceitunas Kalamata), por lo general sazonadas con sal y orégano de montaña griego, y aderezadas con aceite de oliva. A menudo también se agrega pimiento en rodajas, generalmente verde.

Baklava

El baklva es la experiencia gastronómica griega por excelencia. El baklava es el clásico pastel griego hecho con masa hojaldrada en capas con un relleno de nueces condimentadas con canela y bañado en almíbar dulce. Es crujiente y dulce.

Comida griega en Madrid y Barcelona

En España tienes excelentes restaurantes griegos. Puedes probar un restaurante griego en Barcelona para reservar o para pedir comida a domicilio.

También podrás probar la comida griega en Madrid, reservando mesa, recogiendo la comida lista en el propio restaurante o pidiéndola a domicilio.