Degustar una taza de café preparado con granos de café molidos al momento es todo un placer. Su aroma e intensidad es mucho mayor y esto se debe a que los aromas del café se volatilizan mucho más rápido en el café molido. Solo 15 minutos después de moler los granos, pierden el 60% de sus aromas.

Para apreciar el verdadero sabor y aroma de un café tostado, lo mejor es usar café en grano. Y para ello, necesitamos un molinillo o bien una cafetera de café en grano, también llamada superautomática.

La oferta de cafeteras para grano no es muy extensa, ya que la mayor parte de las cafeteras en el mercado funcionan con café molido, el más popular. Pero las ventajas de este tipo de cafetera son muchas, ya que no solo preparan un café de gran calidad, sino que muelen la cantidad justa de café para cada taza. ¡Todo un lujo!

Si estás pensando en adquirir una cafetera de grano o superautomática, te contamos todos sus secretos y algún que otro consejo para utilizarlas.

Aprieta un botón y disfruta del mejor café

Estamos hablando de cafeteras del tipo expreso, que extraen la esencia del café gracias a la presión que acompaña el agua caliente. Por eso, en pocos segundos tenemos una taza de café intenso y con mucho cuerpo, igual que el que puedes tomar en la cafetería.

Las cafeteras para café en grano o superautomáticas incluyen, además, un compartimento para los granos de café. Solo con apretar el botón de inicio, la cafetera pesa y muele la cantidad exacta de café, y este mismo café molido recibe el agua caliente para obtener la infusión.

El café molido no sale de la cafetera y, por tanto, prácticamente no entra en contacto con el aire. Es la mejor forma de salvaguardar el auténtico aroma a café.

El café, a tu gusto

Antes de apretar el botón que pone en marcha la cafetera, son muchos los aspectos que se pueden regular. La mayoría de cafeteras expreso y superautomáticas permiten regular la cantidad de agua por taza, el tiempo de extracción y, en el caso de las cafeteras para granos de café, el grado de molienda.

De esta forma, podemos probar hasta dar con nuestro café ideal. Una vez damos con la configuración ideal, es suficiente con apretar el botón y obtener el café perfecto.

Un precio que compensa

El coste de las cafeteras para café en grano es más elevado que otras cafeteras. A pesar de esto, la inversión inicial queda compensada por el coste del café en grano, más económico que el café molido.

No solo el coste por taza resulta inferior y, por tanto, a la larga compensa el precio de la cafetera. Además, las cafeteras para café en grano producen menos residuos que otros tipos de cafeteras, como las de cápsulas. El café en grano se conserva durante más tiempo y por eso se empaqueta en cantidades mayores que el molido. Esto también conlleva un ahorro en la cantidad de envases.

La cafetera para café en grano resulta una buena inversión, tanto para tu bolsillo como para el planeta. 

Capuchinos, lattes y cafés con leche cremoso

Si te gusta la deliciosa combinación de café y leche, nada mejor que una cafetera superautomática. La mayoría incluyen un vaporizador para calentar la leche, el mismo que tienen las cafeteras profesionales. Con este accesorio puedes conseguir la deliciosa espuma de leche, imprescindible para preparar un buen capuchino.

Además, con un poco de práctica, incluso puedes llegar a hacer presentaciones con la espuma en los cafés con leche y convertirte en un auténtico barista.

Superautomáticas, también en la limpieza

Las máquinas para café en grano no solo preparan un delicioso café con solo apretar un botón. Además, también se limpian solas. Por supuesto, hablamos del interior de la cafetera. Por nuestra parte, hay que vaciar el compartimento de agua residual, retirar los posos y mantenerla limpia y reluciente por fuera.

En cuanto al mantenimiento, es necesario aplicar un tratamiento antical según las indicaciones del fabricante.

Como hemos visto, las cafeteras de grano son una de las mejores opciones para disfrutar de un café intenso y con el mejor aroma en casa. Pero si no disponemos de este tipo de cafetera, también podemos disfrutar de las ventajas del café en grano.

Molinillo y café en grano, un buen tándem

Los molinillos de café son pequeños, económicos y al alcance de todo el mundo. Con ellos, podemos transformar los granos de café en el café molido perfecto para nuestra cafetera, de cualquier tipo. ¡Y al momento!

El gesto de poner los granos en el molinillo y apretar para ponerlo en marcha era mucho más habitual hace unos años, antes que se popularizara el café molido y el café en cápsulas. Un gesto que permite aprovechar al máximo el aroma y propiedades del café, aunque resulte menos práctico que una cafetera superautomática.

Café en grano de calidad

La oferta de café en grano no es tan variada como la de café molido, pero su calidad es la misma. Por ejemplo, las tres variedades de café Bonka en grano (natural, descafeinado y puro arábica) contienen una selección de los mejores granos, con una intensidad y cuerpo equilibrados.

En el caso de los granos de variedad arábica, su sabor es más sutil, con notas afrutadas y cítricas y un buen aroma.

Así pues, los amantes del café expreso de cafetería, intenso y cremoso, pueden disfrutar de un resultado parecido en casa gracias a las cafeteras de café en grano o superautomáticas. Con el mejor café en grano y solo con apretar un botón, podemos disfrutar de todo el aroma del café tostado recién molido. ¡Y esto no tiene precio!

Si quieres saber más acerca de las cafeteras de café en grano, en Bonka ¡te lo contamos todo!

👇 CURSO RECOMENDADO 👇

NUTRICIÓN: PREPARACIÓN DE BATIDOS CON ADRIANA PUENTE


En este curso online de CREHANA aprenderás cómo combinar ingredientes en jugos y batidos, y suma más alimentos saludables a tu día a día.