Las sardinas son un pescado azul muy sano y nutritivo. Los aperitivos con sardinas son una forma ideal de introducir este pescado en la dieta de toda la familia y de aprovechar sus beneficios nutricionales.

Las sardinas frescas pueden encontrarse en primavera-verano y a principios del otoño. Además, existe una amplia variedad de sardinas en conserva, las cuales podemos preparar de muchas formas y así comer sardinas todo el año.



La sardina es un pescado rico en grasas polinsaturadas, como los ácidos grasos omega-3. También son ricas en proteínas de fácil digestión.

Además, las sardinas tienen un alto contenido en las vitaminas del grupo B, vitamina A, vitamina D y vitamina E. También son ricas en minerales como fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo.

Por su parte, las sardinas en conserva presentan un alto contenido en calcio (en la espina).

A pesar de que se trata de un pescado muy saludable, las sardinas también tienen un alto contenido en purinas, por lo que las personas que padecen hiperuricemia (gota) no deben consumirlo (el organismo transforma las purinas en ácido úrico).

Recetas de aperitivos con sardinas

Las sardinas son un alimento excelente y económico que permite una gran variedad de preparaciones. Estas deliciosas recetas de aperitivos con sardinas, además de ser fáciles de hacer, resultan muy económicas.


Tostas de sardinas con tomate


Para preparar esta deliciosa y sencilla receta de tostas de sardinas con tomate se necesitan, además de sardinas en conserva, tomates (mejor en rama), pan (uno bueno) y aceite de oliva virgen extra.


Paté de sardinas


Esta receta es muy sencilla y original. Para preparar esta receta de paté de sardinas necesitarás los siguientes ingredientes: sardinas en conserva, mantequilla, pepinillos, zumo de limón, cebolla y pimienta.


Pinchos de sardinas con pimiento


Esta receta de estilo tradicional es muy fácil. Para preparar estos pinchos de sardinas con pimiento se necesitan los siguientes ingredientes: sardinas frescas, pimientos morrones,cebolla, aceite de oliva, perejil, sal y pimienta.


Croquetas de sardinas y patata


Estas croquetas de sardinas y patata son una alternativa fantásticas a las clásicas croquetas con bechamel. Por supuesto, puedes usar sardinas como ingrediente en tus croquetas de bechamel, y te quedarán deliciosas. Esta receta de croquetas de sardinas y puré de patata es algo más ligera. Para preparla se necesitan los siguientes ingredientes: sardinas frescas, puré de patata (mejor casero que de copos), huevo, apio, cebolla, pan rallado, sal, pimienta y aceite para freir.


Tosta de sardinas con aguacate


Estas tostas de sardinas con aguacate son realmente sencillas de hacer. Para prepararlas se necesitan sardinas en aceite, aguacate, rebanadas de pan tostado (mejor integral) y tomate deshidratado.


Mousse de sardinas


Esta receta de mousse de sardinas es muy fácil de hacer. Para prepararlo es necesario contar con los siguientes ingredientes: sardinas en aceite, mostaza, zumo de limón, puré de patatas, huevo, sal y pimienta.

¿Sabías que…?