Las enfermedades cardiovasculares y otras afecciones que afectan el sistema inmune, están a la orden del día, por ello, cada vez más personas están apostando por una dieta rica en nutrientes. Al mantener una dieta equilibrada y baja en grasa, combinado con una rutina de ejercicios y otros hábitos saludables, es posible disfrutar de una mejor calidad de vida.

Cuando se trata de alimentación, es importante incluir grasas saludables, proteínas magras, verduras y frutas en la dieta. Sin embargo, aunque suena muy sencillo, la verdad es que millones de personas en todo el mundo tienen problemas para conciliar una dieta saludable con su estilo de vida.



4 consejos para mantener una dieta saludable

Actualmente, existe un sinfín de enfoques diferentes sobre una dieta saludable y nutritiva. Unas dietas excluyen la proteína animal, mientras otras se centran en el control de la ingesta de calorías o eliminan el consumo de alimentos procesados.

Sin embargo, independientemente de la dieta que se siga, a continuación se presentan algunos trucos y consejos a tener en cuenta, si se quiere disfrutar de una mayor calidad de vida, y una salud fuerte y resistente.

Freidora

Las freidoras sin aceite se han convertido en uno de los electrodomésticos más populares y demandados en los últimos años. Tiendas online como www.freidora.es, presentan un amplio catálogo con equipos de diferentes marcas: desde Philips y Princess, hasta Aigostar o Tefal.

Con una innovadora freidora de aceite, los hogares pueden disfrutar de una cocina saludable y sin grasas, sin comprometer la calidad y la capa exterior crujiente de los alimentos fritos. Gracias a su sistema, que fríe los alimentos sin aceite, este electrodoméstico es ideal para incorporar a una dieta saludable y orientada a perder peso corporal, ya que logra reducir sustancialmente la ingesta de calorías.

Probar una dieta de caldo de huesos

Entre tantos tipos de dietas disponibles en Internet actualmente, es común que muchas personas se pregunten si ¿es saludable una dieta de caldo de huesos?

La dieta de caldo de huesos está ganando cada vez más seguidores y adeptos. La popularidad y la práctica de esta dieta se debe, principalmente, a la alta cantidad de nutrientes que el caldo de huesos aporta al organismo.

Por lo general, los seguidores de esta dieta también practican ayuno intermitente o bajo en carbohidratos. En este sentido, el contenido de una taza de caldo de huesos ha demostrado ser ideal para reparar y reconstruir el organismo. Esta dieta también ayuda a combatir el dolor articular, la inflamación y equilibra el sistema inmunitario.

Incluir una porción de jamón ibérico 100% pata negra

Una paleta de bellota es un aperitivo delicioso, de forma que el jamón ibérico es un alimento muy nutritivo que no debe ignorarse para disfrutar de una dieta saludable y equilibrada.

Diferentes estudios han demostrado que una porción de 100 gramos de jamón ibérico proporciona hasta 36 gramos de proteína. Asimismo, la paleta de bellota ibérica 100% pata negra es un alimento codiciado en la alta cocina, gracias a sus vitaminas, minerales y grasas saludables.

Al incluir una porción de paleta de bellota en una dieta baja en grasa y saludable, el organismo obtiene más del 55% de ácido oleico, vitamina E, vitamina B1, B6, B12, calcio, hierro, zinc, ácido fólico, selenio y magnesio, entre otros. 

Tratamiento de agua con dióxido de cloro

Este truco no aborda ningún tipo de alimento específico, pero la importancia de tratar el agua, representa una oportunidad única para mejorar la salud. El clorito de sodio comprar es una opción segura, no tóxica y eficiente para desinfectar el agua de los hogares.

El dióxido de cloro es usado por millones de hogares como una solución para mejorar la calidad del agua, así como sus implicaciones directas sobre la salud de las familias. Este producto es perfecto para purificar y potabilizar el agua para consumo humano. Asimismo, al eliminar las bacterias y los parásitos del agua, también sirve para desinfectar las frutas y verduras producidas mediante la agricultura industrial.

El dióxido de cloro es un aliado de los hogares para protegerse de agentes patógenos, así como para repeler insectos y bacterias que puedan poner en riesgo la salud de la familia.